Noticia BO

Golpe blando con estilo

El Diario
Publicado , 07 de Julio de 2024.
Golpe blando con estilo
Mario Malpartida

Mario Malpartida

Sorprendidos por la nueva forma de dar golpe de Estado: algunas tanquetas y un centenar de soldados con tapabocas que bajaron de los camiones. Golpista y golpeado hablaron con tono altisonante y de mutuo reproche, y el militar se retiró furioso y con cara de maltratado.
Contin√ļa en pie la pregunta sobre lo que en la realidad fue; lo cierto es que la actuaci√≥n de mal gusto se pas√≥ de la raya, y a las pocas horas el escenario cambi√≥ para varios de los actores, primero las celdas policiales, y posteriormente aislados en la c√°rcel por seis meses, se sabe que una veintena de ‚Äúarrofaldaos‚ÄĚ recibir√°n castigos. Se not√≥ que el guion fue improvisado (tres d√≠as es muy poco) no hubo storyboard (esquema de secuencia de im√°genes), y la puesta en escena sin previa prueba de filmaci√≥n fue directa y en simult√°neo para ser trasmitida por decenas de c√°maras, como no lo fue antes un golpe, detalle ‚Äúsui generis‚ÄĚ, poco convincente para para intentar darle nombre. Parec√≠a tambi√©n un acto de protesta de alto calibre, cuyos objetivos no eran precisamente el derrocamiento del presidente, sino el anuncio de cambios de ministros, liberaci√≥n de presos pol√≠ticos y de militares que solo cumplieron √≥rdenes. Se necesit√≥ poca utiler√≠a, y para personajes extras hallaron un p√ļblico espont√°neo y bien comportado.
Al antagonista golpeado no le gust√≥ lo que tambi√©n pareci√≥ un simulacro; horas m√°s tarde entr√≥ en acci√≥n la justicia y mand√≥ presos a las c√°rceles, como desenlace; aplicar√° severos castigos a quienes, seg√ļn su apreciaci√≥n, resultaren autores, coautores, fautores, c√≥mplices y encubridores.
El hecho fue que en los primeros minutos, los ciudadanos de la platea y los que segu√≠an los hechos por la televisi√≥n, la radio y las redes sociales, quedaron sorprendidos porque el hecho no tuvo anuncio previo. M√°s bien fue sorpresa, como sucede con los simulacros de incendio, y otros de emergencia para los que la gente debe estar preparada, con respuesta inmediata. Quien mostr√≥ condiciones fue un personaje que golpeaba la ventanilla de una tanqueta y dec√≠a con se√Īales de los dedos cerca de los ojos que estaba viendo al coprotagonista, llam√°ndole por su nombre, mas no se sabe si ese acto estaba previsto, o fue un extra que estropeaba el guion. La escenograf√≠a para lo que pod√≠a ser un rodaje se concret√≥ a la hist√≥rica Plaza Murillo.
Pocas l√≠neas para el texto en el libreto, m√°s saldr√≠a de lo que dir√≠a el antagonista golpeado (que apareci√≥ por breves minutos), y los libres arrebatos del general, que en su momento de euforia afirm√≥ convencido que el apoyo de las fuerzas armadas se daba por descontado. Aqu√≠ surge otra duda, pues nadie m√°s apareci√≥, y las guarniciones de las ciudades no dieron se√Īales de nada. No hubo metralletas disparando, tampoco aviones sobrevolando. Presos, muertos, heridos, allanamientos y toque de queda, nada de eso hubo, menos, por supuesto, se escuch√≥ la marcha ¬ęTalacocha¬Ľ como se√Īal clara de que hab√≠a nuevo gobierno.
Lo que se vio fue a una tanqueta que embest√≠a contra la puerta de hierro de un edificio vac√≠o, otrora la sede del presidente, el Palacio de Gobierno, conocido como ¬ęPalacio Quemado¬Ľ; hasta qu√© logr√≥ abrirla.
En eso consisti√≥ la emoci√≥n de la trama. El vestuario no fue necesario, pues los personajes ten√≠an el suyo. Para muchos eso fue intento de golpe de Estado, otros lo calificaron como autogolpe. Cuanto sucedi√≥ esa tarde del veintis√©is de junio result√≥ extra√Īo en su g√©nero, que se llamar√° por lo que quieran llamarle, m√°s que por lo que fue.

El autor es periodista.



Últimas noticias
El estímulo de la juventud
El estímulo de la juventud
Víctor Corcoba Herrero...
Me dio pesar, pero…
Me dio pesar, pero…
Ernesto González Valdés...
La crisis de los ODS
La crisis de los ODS
Ronald Nostas Ardaya ...
Tiempos ideologizados
Tiempos ideologizados
Severo Cruz Selaez...
Hacer familia: ¬°a nadie dejar sin hogar!
Hacer familia: ¬°a nadie dejar sin hogar!
Víctor Corcoba Herrero...
Censores del Siglo XXI
Censores del Siglo XXI
Ignacio Vera de Rada ...
Sobre la CBHE
Sobre la CBHE
sin entradilla...
Las dudas de Lula
Las dudas de Lula
Humberto Vacaflor Ganam...
El país tranca
El país tranca
David Foronda H....
(Ex) Ciudad maravilla
(Ex) Ciudad maravilla
sin entradilla...
Billetes nuevos
Billetes nuevos
David Foronda H....
Preocupante opinión periodística
Preocupante opinión periodística
Eric L. C√°rdenas del Castillo...
Cuando Tiahuanacu era libre
Cuando Tiahuanacu era libre
Lupe Cajías...
Tamiz y emociones
Tamiz y emociones
Ernesto González Valdés...
¬°Se√Īor, dame la sabidur√≠a!
¬°Se√Īor, dame la sabidur√≠a!
Víctor Corcoba Herrero...
Asesinatos indirectos
Asesinatos indirectos
Juan José Toro Montoya...
Transformando vidas
Transformando vidas
Ernesto González Valdés...
No todo lo que brilla es criptomoneda
No todo lo que brilla es criptomoneda
Luis Fernando Romero Torrejón...
Ignorancia, la plaga de la política boliviana
Ignorancia, la plaga de la política boliviana
Miguel √Āngel Amonzabel Gonzales...
El escenario político
El escenario político
Severo Cruz Selaez...
Homo bellum
Homo bellum
sin entradilla...
Clamor por un cambio
Clamor por un cambio
Humberto Vacaflor Ganam...
Nacionalismo boliviano
Nacionalismo boliviano
Fabian Freire...
La pérdida de lo auténtico
La pérdida de lo auténtico
Ernesto González Valdés...
Apología de la tolerancia
Apología de la tolerancia
Ignacio Vera de Rada ...
Directores encargados
Directores encargados
Luis Alberto Callapino López...
La Juana y los ‚Äúlaris‚ÄĚ
La Juana y los ‚Äúlaris‚ÄĚ
Juan José Toro Montoya...
Inventores de golpes
Inventores de golpes
sin entradilla...
¬°Que siga el circo!
¬°Que siga el circo!
Walthy Mauricio Eg√ľez Paz ...

Encuesta

No hay encuestas activas para participar. Puede consultar nuestras encuestas anteriores